www.cochiquera.site90.net
modas ropa talento foro activo influencias tendencias zapatos femme femanina paris


Mas recientes

  • embajador de kenia en israel culpo al grupo al qaeda por atentado
  • por que uruguay es el mejor equipo de america
  • movimaniac analisis nokia 5800 xpressmusic
  • evelin de lavalle si el chico que me gusta no avanza yo encaro
  • cafe berlin
  • juez envia a la carcel de chonchocoro a asesinos de veronica y
  • 67 octubre 2006
  • picasa web albums
  • linea del tiempo
  • hectocotyli
  • la jornada fallecio stefano scodanibbio notable contrabajista y
  • revista a hora cultura
  • farandulascom farandulas y blogs sobre las celebridades marzo
  • the walking dead
  • specialrallyaut 2007
  • la crisis cubana un analisis desde la habana
  • mapa todos los delitos kirchner
  • transmilenio y bogota victimas de una cultura politica
  • la poblacion del sur de turquia rechaza completamente la guerra
  • es cristiano el mormonismo
  • el rapto de europa que sucede cuando la poblacion musulmana
  • una historia de primavera el rapto de persefone
  • palabras malditas
  • jurisprudencia del jurado nacional de elecciones
  • introduccion a la gestion empresarial pagina 2
  • la mandinga archivos
  • coches que los talleres envian al desguace
  • alcaldesa de lima convoco al ejecutivo para implementar un plan
  • por que deberia ir para reversion microquirurgica la vasectomia
  • particulas fisicas noticias videos y fotos de particulas fisicas en
  • estrucutra cromatina y cromosomas
  • popayan archive
  • brisas de sedicion chile la historia vuelve a repetirse
  • santos visita a los liberados y pide a las farc mas
  • vende mas en tu tienda
  • alguien ha sido mama tras aborto diferido foro enfemenino
  • cheque de pago diferido concepto
  • la guerra fria 1947
  • reconocimiento y sintetizacion de habla
  • el ojo que todo lo ve cuidado con lo que escribes en twitter
  • explicar el teorema de pitagoras en un minuto
  • os x lion el camino hacia un nuevo cambio con algunos baches
  • made in america small businesses buck the offshoring trend
  • la importancia de lo pequeno un modelo para las familias
  • reanudacion de actividades
  • rincondepensadoresexiliados
  • no 61 naturaleza del metodo cientifico del
  • congreso pone orden en cobro de impuestos a los municipios de
  • fenomenos misteriosos
  • conoce las reglas basicas del baloncesto



  • 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

    beruby.com - Empieza el día ahorrando

    Publicidad 

         
    Ultimos Posts



    Descripcion:
    Era una tarde de otoño, Monkey D Luffy, caminaba a su hogar pensativo, desde hacia un tiempo, había estado interesado en Nami, lo que lo extrañaba, ya que nunca antes le había llamado la atención ninguna chica… y eso que según muchos compañeros de curso, el tenía una gran popularidad, e incluso era envidiado por ser el favorito de la profesora Hancock.

    Solo suspiro y decidió no pensar más en ello, pronto iría a visitar a su abuelo, un ex marine algo psicótico, Luffy temblaba solo de recordar las maneras de entrenarlo que tenia su abuelo, tenia muchas armas prohibidas en Japón regadas por todo el país.

    ¡Ya llegue!- exclamo, más nadie le respondió, entonces recordó que su hermano mayor Ace, había ido a un viaje a Estados Unidos y no volvería hasta pasadas las vacaciones, se encamino a la cocina y con prontitud asalto el refrigerador.

    La gran casa de Nami estaba a oscuras, la chica vivía sola, ya que tanto sus padres como su hermana Nojiko se encontraban en América, aun así, le mantenían gracias a que Nami se había caracterizado por ser sumamente responsable, aun así, ella estaba algo preocupada, esa misteriosa rabia que habían mencionado en la televisión parecía esparcirse con rapidez, esperaba que ellos estuviesen bien.

    Monkey D. Luffy: un chico ordinario de 17 años, Luffy es un otaku criado por su abuelo, al ser un otaku es muy discriminado por otros estudiantes hombres, pero eso nunca le importo, aunque ahora Luffy ha empezado a interesarse en una chica en particular, Nami, pero no ha hecho ningún avance con ella, es muy popular con las chicas por su buena actitud, aunque el no se interesa mucho por ellas, eso si, la ardiente profesora Hancock lo tiene como su consentido.

    Gomu-Gomu (Goma-Goma): Este aparte de ser invulnerable a balas, golpes, caidas, electricidad, etc., tiene un uso avanzado donde adquiere velocidad y fuerza, lo que le dara un 10 extra, pero solo durante 5 turnos de combate

    …y no había línea, rápidamente colgó y salió corriendo de su casa… sin percatarse de la calle… solitaria, habían un par de autos abandonados y algo de basura en las calles, a cualquier otro le hubiese llamado la atención, pero Luffy, no, en ese momento lo único que le importaba era llegar a la estación de tren.

    Nami se había vestido con un top naranja, que resaltaba sus atributos, también un short de mezclilla lo suficientemente corto como para cortar la respiración, salió de su casa para ir a ver a Luffy, esperaba que pudiera hablar con el… se detuvo, algo estaba mal.

    Entonces escucho un ruido extraño… como de un animal comiendo. Se acerco con lentitud y pasando al lado de un auto… lo vio… era un hombre, sus ropas estaban ensangrentadas… y se estaba comiendo a una mujer que Nami reconoció de inmediato.

    Cindry- dijo ella al reconocer a una amiga que le acompaño cuando volvió de Estados Unidos, el hombre alzo el rostro y Nami vio colgajos de carne en la boca de ese hombre… y aulló levantándose con rapidez.

    ¡ALEJATE!- grito mientras qué entraba a su casa… justo a tiempo para escuchar al hombre aporrear la puerta con furia, Nami coloco un pequeño tocador en la puerta y rápidamente empezó a ir por distintas cosas para bloquear la puerta, cuando se sintió algo segura, corrió a encender la televisión.

    Oh, no temas, si pasa algo entre nosotros, tendré tanto cuidado como lo tienes tú con ese chico de tercer año… ¿Cómo se llama? Ah si… Zoro, je, querida, la novia de ese chico, cuando se entere te va a querer matar- dijo Hancock con burla. Robin solo frunció el ceño.

    Uno de los vigilantes tenia a muchas personas arriba… y estos lo estaban devorando vivo, en eso vieron a más de esas personas trotando a la entrada… parecían saber que había personas en las instalaciones.

    Luffy caminaba de regreso a casa, llevaba varios minutos esperando al tren, y ni siquiera parecía que hubiese servicio, probo con un teléfono público pero tampoco había señal, siguió su camino… y entonces escucho un grito apagado.

    Llego a la casa de la chica… y se detuvo asombrado, habían tres personas aporreando la puerta… y por la fuerza con la que lo hacían… se veía que derribarían la frágil puerta de madera pronto.

    Nami escucho la voz de Luffy y corrió a una de las ventanas de arriba, alcanzo a ver a Luffy sacar su llave y entro a su casa mientras que los infectados empezaban a aporrear la puerta, miro a lo lejos y vio más infectados.

    Nami solo escuchaba con sorpresa el noticiero, según los datos, parecía que la infección se había expandido a gran velocidad… y ella por las pastillas para dormir no había escuchado nada… pero algo le dio esperanzas… Luffy estaba vivo… y su casa se veía más resistente, con eso de que su abuelo era un fanático de la supervivencia.

    Boa Hancock: Profesora de Historia del Instituto Oda, considerada una de las mujeres más hermosas de la ciudad, empezó a sentirse atraída por su alumno, Luffy, ya que era el único que le trataba como una persona y no se embobaba de su belleza, pese a ser una mujer centrada, Hancock ha llegado a un grado de encaprichamiento por Luffy, que esta dispuesta a hacer TODO lo que el le pida. Es una buena peleadora cuerpo a cuerpo y ayuda al profesorado a enseñarles defensa personal a las chicas. Tiene 27 años

    Nico Robin: Arqueóloga y Doctora, a causa de un escándalo, se vio obligada a abandonar la carrera de arqueóloga, siendo contratada por el Instituto Oda, después de un par de años de trabajo, empezó a llevar una relación secreta con uno de los estudiantes, Roronoa Zoro, ella se ha dado cuenta que lo que empezó como un simple juego, se ha vuelto más serio, lo que le preocupa, más por la novia de Zoro, Perona, una chica bastante agresiva, aun así, esta dispuesta a arriesgarse. Tiene 28 años

    Los golpes de los infectados se escuchaban con fuerza, Luffy suspiro y rápidamente fue a la escalera, quito un buro y abrió una pequeña puerta, su abuelo en su paranoia había metido de contrabando algunas armas del ejercito Norteamericano, Luffy pensó que estaba loco, pero ahora le agradecía sobremanera.

    Nami había subido a la segunda planta de su casa, era una suerte eso, ya que de vivir en un departamento hubiera sido carne para muertos, aun así, sabia que la puerta no resistiría por siempre, pero al menos le daría tiempo, ella debía de saltar un pequeño trecho por la ventana de su habitación para caer en la cornisa de la cas de Luffy, si lo lograba, estaría en casa del chico, no sabía a donde llegaría, pero le daría una oportunidad… además, ella sabía que el abuelo de Luffy era un paranoico y tal vez podrían tener algo que les ayudara.

    Nami volteo y escucho como la puerta de su casa se rompía, los gruñidos de los muertos se escuchaban bloqueando el sonido de la televisión, Nami había cerrado la puerta de su cuarto pero sabía que no resistiría.

    Roronoa Zoro bostezaba con cansancio, la fiesta a la que le había llevado su novia estaba demasiado concurrida, el hubiera preferido estar en su casa descansando, pero que podía hacer, se lo debía a Perona, hacía menos de 3 días había cancelado un compromiso con ella, bajo la excusa de estar ocupado con ayudando a su maestro en el dojo de kendo, cuando en realidad, había pasado la noche con la profesora Nico Robin.

    ¡Hey Zoro! ¡Deja de hacer el vago y ven a comer algo!- dijo Perona con una sonrisa, Zoro solo suspiro, ya había postergado mucho la charla con ella, sabía que su relación no podía continuar, era obvio para el que la pelirosa lo amaba… a su estilo, pero lo amaba, y para él eso no era justo, ya qué no era reciproco.

    No es que no la apreciara, incluso podía afirmar que tuvo profundos sentimientos por ella en un principio… hasta que empezó a tratar con Nico Robin… empezó como un simple gusto, le llamaba la atención esa mujer tan madura y atractiva, por la que muchos estudiantes se lastimaban a propósito solo para verla… y el no fue la excepción, claro, no se lastimaba a propósito, pero era muy común que terminara bastante golpeado en sus encuentros de Kendo, ya que cuando se emocionaba tendía a quitarse las protecciones….

    Central, parece que tenemos un accidente, por favor solicito una ambulancia a…- pero no pudo decir más, de una ventana rota una mano le sujeto con firmeza y le jalo contra un ensangrentado rostro.

    La fiesta seguía en su apogeo, Zoro comía mientras qué pensaba cual seria el mejor momento para decirle a Perona lo necesario, miro a la chica y la vio charlar con algunos amigos, la verdad es que se sentía mal por tener que hacerle eso… por eso había pensado darle la mejor noche de su vida… no se quejaría, atendería sus caprichos y quizás pasarían una ultima noche juntos… pero ese era el final, y eso lo sabía bien.

    Por ser una fiesta popular, no había ninguna restricción de entrada, por lo que el policía entro al lugar, algunos comensales ya estaban demasiado tomados como para percatarse del herido, el hombre trataba desesperadamente de llamar la atención pero nadie le hacia caso.

    ¡Oh por dios!- grito alguien, pero casi nadie le hizo caso, el policía soltó a la mujer y se le fue encima a otro, de pronto, la mujer se levanto del piso y ataco a otro hombre… y entonces los comensales empezaron a percatarse de lo que pasaba… cuando los infectados habían pasado de uno a 14 en un instante.

    Zoro iba a hablar pero un grito les llamo la atención, Perona volteo y Zoro corrió a la puerta, la abrió y alcanzo a ver a varias personas que entraban gritando a la casa… y a una mujer siendo estrelladla contra la pared por dos sujetos que empezaron a morderla con saña, entonces Zoro vio que habían más entrando y atacando a todos, cerro la puerta y vio a Perona, quien solo le miraba con algo de temor.

    No lo sé, parece que hay unos psicópatas atacando a todos… debemos de salir de aquí- dijo el mientras qué miraba el cuarto buscando algo útil, y vio una katana en un estante, rápidamente la tomo y la reviso, era genuina, acero templado y hecha especialmente para pelear, sonrió mientras qué iba a donde Perona, ella le miraba interrogante cuando sintió que el la jalaba del brazo, se acercaron a la ventana.

    La puerta se abrió de golpe y Zoro vio a tres infectados frente a él, gruñeron y se le fueron encima, el solo les miro y antes de que se le fueran encima uso la katana con rapidez, uno quedo decapitado, cayendo y estorbando a los otros, momento aprovechado por Zoro paa de un mandoble rebanarle la cabeza a otro, pensaba repetir el movimiento cuando vio a otros infectados en la puerta.

    ¡Vámonos de aquí!- dijo tomándole la mano y ambos empezaron a correr, Perona escucho como algo caía atrás de ellos y volteo… deseando no hacerlo, los infectados se estaban dejando caer por la ventana, algunos reventándose los huesos al caer, y alcanzo a ver que en la calle empezaban a aparecer más.

    Nami se sujeto de la cornisa, el salto fue más largo de lo que pensaba, pero había logrado llegar, empezó a levantarse y entonces vio el cañón de un arma frente a sus ojos… y una voz llena de curiosidad se escucho.

    Tengo un rifle Winchester con 6 cajas de cartuchos, cada caja lleva 12 cartuchos lo que me da 72 tiros, una pistola beretta de 9 mm tengo 12 cargadores de 15 tiros cada uno…- bueno, creo que no estoy tan mal- dijo mientras que tomaba ambas armas, entonces sonrió, recordó que su abuelo guardaba en la caja de seguridad una AK 47 junto con una buena cantidad de cargadores, era una suerte que lo hubiera obligado a practicar los disparos.

    Luffy llego al cuarto de su abuelo y entonces vio que habían unas manos sujetándose de la ventana, rápidamente se acerco y apunto con el rifle… deteniéndose al ver una cabellera naranja. Entonces no pudo evitar sonreír.

    Una vez en el cuarto, ambos solo se miraron, Luffy le miro sonriendo, estaba agradecido de que esa chica que tanto le llamaba la atención estuviese bien, Nami solo estaba algo cohibida, después de ver lo que esas bestias le habían hecho a Cindry, era bueno ver a alguien… y más a alguien que anhelaba ver.

    En eso un gruñido les llamo la atención y Nami vio a uno de los zombis en la ventana de su casa, no parecía muy listo, ya que trataba de estirar las manos para alcanzarlos en vez de saltar, otros más se juntaron en la ventana, Luffy solo les miro con seriedad, se acerco a la ventana y la cerro.

    Será mejor que bajemos, las puertas están bien cerradas y mi abuelo puso barrotes en las ventanas, estaremos bien- dijo el algo cohibido, Nami asintió, mientras que bajaban el sonido de la televisión llamo la atención de Nami.

    Nami escuchaba asombrada mientras qué Luffy le veía, pese a que no le conocía de mucho… una sensación de familiaridad sentía alrededor de ella… además de que era demasiado hermosa como para no verla.

    Perona: Estudiante del Instituto Oda, 18 años, Perona es lo que se podría llamar una Gótica, es novia de Zoro, de quien esta enamorada locamente, pero en los últimos meses se ha percatado de un notorio alejamiento de su novio, pese a sus intentos por mantenerlo a su lado, incluyendo el mantener relaciones con el, Perona es la hija adoptiva de Gecko Moria, dueño de una cadena de parques temáticos y es aficionada a todo lo oscuro y ocultista.

    ¡NO ES PARA QUE TE EMOCIONES ZOPENCO! Ejem, Luffy, escucha toma las armas que he guardado en casa y ve al sur, a nuestra casa de campo, eh logrado que un helicóptero te espere allá, pero claro, se que es una distancia larga, así que te esperaran por una semana y media- dijo Garpp.

    Luffy, tendrás que cruzar por Shinjuku… en la zona norte deje en una bodega un camión blindado, tiene el suficiente combustible para llevarlos a la casa de campo, además, deje algunas armas ocultas en la zona, je, hay un mapa en la caja fuerte, en el están las ubicaciones de los lugares donde escondí las armas- dijo Garpp.

    Gracias… pero por ahora hay que tomar todo lo que podamos para poder salir- dijo el, Nami asintió, Luffy se dirigió al cuarto de su abuelo para abrir la caja fuerte, Nami se dirigió a la cocina mientras que la televisión seguía mostrando noticias.

    Y ahora que lo pienso…. No he visto al viejo Zef… Qué raro, siempre esta riñéndome por llegar tarde y ahora ni siquiera ha bajado a reclamar… bueno, ya le iré a hablar después- dijo mientras qué preparaba sus utensilios.

    ¿Quién te sigue? Castigare a quien quiera hacerte algo malo- dijo el con seriedad, Vivi le miro y entonces algo golpeo la puerta, ella se aferro a Sanji con miedo, este se acerco a la puerta pero ella le sujeto.

    Una de las ventanas se partió en mil pedazos, Sanji vio asombrado como un ensangrentado hombre trataba de entrar por el hueco, gruñía como poseso, Vivi se apretó mas a Sanji cubriendo su rostro contra el pecho del rubio quien miraba sorprendido al hombre.

    Cobra Nefertari…- dijo el mientras qué veía al padre de Vivi tratando de entrar al restaurante, parte de su rostro estaba completamente cubierto de sangre y se podía ver que parte de su mejilla izquierda había sido arrancada de una mordida, los dientes se notaban por la abertura de la carne, a su lado, otras personas se congregaron alrededor y trataban de entrar por la abertura.

    Vivi dio una última mirada atrás y vio con dolor a su padre… rompiendo más el marco de la ventana y empezaba a atravesar, volteo a ver a Sanji mientras que entraban al departamento que Zef tenia encima del restaurante, Sanji cerro la puerta y vio que el lugar era un desastre, al parecer, lo que fuera que hubiese afectado a Zef, lo había enloquecido y había destrozado su departamento.

    ¿Qué haremos?- preguntó Vivi mientras que se escuchaba el sonido de los infectados entrando al restaurante, Sanji rápidamente tomo una mochila que estaba tirada en el piso y empezó a llenarla con lo que considero practico.

    Debemos de tratar de llegar al sur, el viejo Zef me había vendido su auto y lo deje a que lo afinaran- dijo el, Vivi asintió- De allí nos dirigiremos a la costa, tal vez podamos encontrar algún bote.

    Vivi, escucha, todo estará bien, yo te cuidare, no permitiré que nada te pase, ¿Me escuchas? Todo estará bien- dijo el, Vivi se aferro a el y empezó a llorar de forma desgarradora, Sanji sabia que ella solo se estaba desahogando, pero aunque le doliera, no tenían mucho tiempo, por algún motivo, aun no parecían atacar la puerta del departamento, pero sabía que no tardarían.

    En la calle trasera había muchos cuerpos tirados y medio devorados en el piso, varios de los infectados devoraban a los cadáveres en el piso, Vivi se cubrió la boca mientras que Sanji miraba a distintos lados, entonces vio que había un callejón libre, por lo que se decidió.

    Tranquila, te aseguro que todo estará bien- dijo el, Vivi asintió y ambos empezaron a bajar por una de las ventanas, Sanji entonces escucho golpes en la puerta, ambos bajaron y llegaron a la calle, Sanji empezó a mirar alrededor y con precaución empezó a correr con Vivi.

    Mientras, se empezaban a escuchar gritos por todos lados, varias personas salían de sus casa y departamentos tratando de huir de sus familiares, otros salían en automóviles, estrellándose unos con otros.

    Humo y fuego salía de varias casas, un edificio de departamentos ardía en llamas, en otro, los zombis aporreaban las puertas, un hombre trato de abrirse paso con un palo de golf pero este se doblo en la cabeza de un zombi y muchos se le fueron encima.

    En un hospital cercano, varios zombis salían por montones por las puertas, la sangre corría por los pasillos y entonces, Sanji, antes de entrar al callejón solo se pregunto si de verdad estarían bien.

    Sanji: este rubio de 19 años, se salió de la Universidad para dedicarse a estudiar cocina, aunque ya lo hacía muy bien, trabaja de medio tiempo en el restaurante, es un chico popular y se aprovecha de eso, ya que acostumbra ser un autentico rompecorazones, además, al ser campeón de Tae Kwon Do, hace que no cualquiera se quiera meter con el, conoce a Vivi de hace tiempo y es una de las pocas chicas que parecen resistirse a su encanto.

    Vivi Nefertari: de 16 años, Vivi es una estudiante sobresaliente, a grado tal que ha ido avanzando grados, estando ya en los últimos años de preparatoria, es buena amiga de Nami y conoce la verdad acerca de ella y Luffy, por eso apoya a Nami para que ella logre que Luffy se acuerde de ella, es buena amiga de Sanji, pero aunque lo considera atractivo, prefiere no ser una ms de los números en la agenda de Sanji. Vive con su padre, el cual es un gran empresario.

    Será mejor buscar lo que necesitemos para partir- dijo Luffy, Nami asintió mientras que iban a la cocina, el sonido de los golpes en la puerta era cada vez mas intenso, pero era obvio que al ser de buena calidad, resistiría los embates de las criaturas.

    El no respondió, sabía muy bien a donde iba… el Instituto, por la última conversación que habían tenido, Zoro sabia que Robin estaría en el instituto preparando algunas cosas… debía de ir por ella.

    ¿Zoro?- preguntó Perona acercándose, el la vio y por un momento dudo… no sentía correcto el arriesgar a Perona así… más por el deseo egoísta de salvar a Robin… pero sabía que de no ir, se sentiría mal.

    Perona… iremos al Instituto, tal vez encontremos medicinas y algunas provisiones- dijo el, Perona asintió y Zoro solo se sintió mal por mentirle así, se levanto y miro por una esquina, no habían mas que dos zombis en la zona, y estaban lejos, podrían esquivarlos si no hacían ruido, el edificio del instituto se veía a lo lejos.

    Le izo una seña a la chica y ambos salieron de su escondite, con rapidez se dirigieron a la escuela y en ese momento Perona se percato de que Zoro no se había perdido para nada… y algo le dio mala espina.

    Sanji y Vivi se ocultaban entre los callejones, habían visto a varios zombis devorar los cuerpos en el piso, Sanji sabía que no debían de dejarse ver, no poseían armas y los zombis eran rápidos.

    Con cuidado, y no hagas ruido Vivi chan- dijo Sanji mientras que la peliazul asintió, la pareja cruzaba por los callejones saltando de vez en cuando alguna barda, pero en el caso de Vivi estaba sumamente traumatizada… solo en unas horas habían visto cosas que ni siquiera hubiera imaginado posibles.

    Vivi chan, de seguro ese será un lugar seguro, podremos abastecernos y quizás encontrar algo útil- dijo el, Vivi asintió, Sanji le miro con algo de preocupación, la chica estaba totalmente muda desde hacía horas, lo que le asustaba un poco, debía de encontrar un lugar seguro para ella.

    ¿Y entonces a donde iremos?- pregunto un hombre obeso de lentes negros, otro de cabellos blancos y con un puro solo estaba apoyado en una pared pensativo mientras que Hancock y Robin se encontraban sentadas.

    En eso tienes razón, pero al menos sé que ambas están lo suficientemente capacitadas para hacer lo correcto- dijo el con seriedad, Hancock y Robin solo se miraron levemente preocupadas, mientras que Hogback solo caminaba de un lado a otro.

    ¿Una crisis? ¡QUE CREES QUE PASA ALLÁ AFUERA! ¡LOS MALDITOS MUERTOS SE ESTAN COMIENDO A LOS VIVOS Y TODO EL MUNDO PARECE ESTAR YENDOSE AL DIABLO CREO QUE ESO ES SUFICIENTE PARA TENER UNA CRISIS!- grito Hogback, pero un rápido puñetazo de Hancock le calló.

    Tengo una vieja Winchester, las leyes de este país no me permitieron tener algo más grande- dijo el, Hancock entonces se acerco a la puerta y la abrió un poco asomándose, se veía la zona de lockers y muchos de los zombis golpeando las puertas de cristal, cerro entonces.

    Las FDJ custodiaban el aeropuerto, estaban bien preparados, muchos costales de arena y barricadas creadas con autos, bloques de concreto y toda clase de objetos, , muchas personas estaban siendo evacuadas en los aviones que quedaban, por el momento se sabía que los aviones eran llevados a Sumatra y Borneo, donde no se habían registrado casos de infección, otros eran enviados a las islas Sakalin, pero, varios aviones civiles se encontraban en aprietos, al no poder descender en el aeropuerto, se encontraban buscando un lugar seguro donde descender.

    En una avioneta, Portgas D. Ace se encontraba molesto, había conseguido departe de un amigo una avioneta para viajar a Japón y darle una sorpresa a su hermano y su abuelo, pero desde que escucho en la radio lo que pasaba… estaba desesperado, no podía aterrizar ya que había demasiado trafico aéreo que trataba de escapar de la zona, miro por un costado y vio los fogonazos que los miembros de las FDJ dejaban contra los zombis.

    Diablos, ¿Dónde podre encontrar un lugar para descender?- decía y de pronto una alarma sonó -¡Maldición! ¡Ya no hay combustible!- dijo él mientras qué miraba como la alarma indicaba que pronto tendría que aterrizar forzosamente.

    Ambos daban un ultimo vistazo a la televisión mientras qué planeaban su siguiente movimiento, aunque Nami aun estaba asombrada como Luffy se debatió por casi una hora que carne era mejor llevar para el viaje.

    Mi abuelo soborno a unos empleados del gobierno… recuerdo que creo un pequeño túnel de escape en las alcantarillas que nos dejara en el Instituto… según el mapa del abuelo, hay un pequeño deposito de armas oculto en el Instituto que nos podrían ser útiles- dijo Luffy, Nami solo le miro con sorpresa.

    No… no es nada, lo haría de nuevo- dijo el, Nami se sonrojo mientras que Luffy se levantaba, subía la escalera y cerraba la pared falsa, volvió a bajar –Vamos, la puerta resistirá, pero no lo hará por siempre.

    Se nos informa, no es rabia, la rabia no le hace eso a las personas, se sabe que aquellos que son atacados, presentan una tendencia a atacar a otros, pero no es rabia, repito no es rabia, el ejercito sudafricano a empezado a movilizarse a causa de la enorme extensión de esta misteriosa epidemia, además de que se nos ha ordenado retirarnos a causa de los violentos embates de los infectados, seguiremos reportando.

    Luffy y Nami caminaban por el túnel, Luffy le había pasado el rifle mientras que el llevaba la AK47, apenas habían hablado, no por que no tuvieran de que hablar, pero en ocasiones el túnel subía lo suficiente como para poder acercarse a las alcantarillas… y era obvio que habían criaturas rondando por allí.

    Gracias a dios, este lugar me estaba causando escalofríos- dijo ella mientras que Luffy le ayudaba a subir, ambos se quedaron viendo por un momento, entonces Luffy volvió su atención a la calle.

    La calle que llevaba a la parte posterior de la escuela estaba vacía, Nami se percato de qué habían muchas cosas tiradas en el piso y que la mayoría de las paredes tenían sangre embarrada en ellas, se cubrió la boca mientras que Luffy solo seguía revisando.

    Cálmate, no pienses en ello, debemos de ir a la escuela, hay una entrada por la parte de atrás, podremos ir a la bodega oculta y salir rápido- dijo el, Nami asintió, entonces el le sonrió –Nami no te preocupes, yo me encargare de que todo salga bien, no te pasara nada.

    ¡N te desesperes!- exclamo y entonces ambos saltaron al patio, Zoro suspiro pero la cara de Perona se contrajo de miedo -¿Qué pasa?- pregunto extrañado, pero ella se levanto y le sujeto el brazo.

    ¡CORRE!- grito y Zoro al voltear vio que varios zombis trotaban en su dirección, aun con la espada, el sabía que eran demasiados para el, ambos empezaron a correr y Zoro vio una ventana abierta en el primer piso, y como si fuera obra del destino, un árbol estaba lo suficientemente cerca como para que subieran.

    ¡Al árbol!- grito, Perona rápidamente empezó a trepar seguida por Zoro, los zombis llegaron a ellos, pero ya estaban lo suficientemente arriba como para que los alcanzaran –Alcanza la ventana.

    Sanji corría a toda velocidad llevando a Vivi de la mano, los zombis les habían visto y los perseguían, además, pese a que era notorio que también había zombis en el camino al instituto, había un punto donde el sabia que podrían entrar a él, Vivi estaba aterrada, y Sanji sabía que eso era muy peligroso, tenia que encontrar a mas personas o la chica empezaría a desvariar, el Shock era demasiado para ella.

    Vio que varios zombis empezaban a acercarse por otra calle y con rapidez logro llegar al muro, de allí doblo a la izquierda y salto una pequeña reja, rápidamente vio la puerta de servicio y con rapidez tomo una piedra, esperaba poder romper un trozo pequeño del vidrio.

    Vivi pego un grito y Sanji se percato de que los zombis habían llegado a la reja, debían de entrar antes de que lograran tirar esa pequeña reja, la puerta se abrió y ambos entraron al instituto mientras qué el sonido de la reja al caer los alertaba.

    Sanji cerro de golpe poniendo los seguros de la puerta, jalo a Vivi y con rapidez fueron a la otra puerta que había allí, el sonido de los cristales rompiéndose en la puerta se hizo presente, ambos entraron… y entonces Sanji se detuvo al ver el cañón de un arma frente a él.

    Ya veo… parece que este lugar no serás seguro mucho tiempo- dijo Luffy mientras que se colocaba la AK47 en los hombros- pensé que habría mas tiempo de buscar comida, pero creo que será mejor ir por las armas.

    La avioneta empezaba a descender con rapidez, Ace trataba de mantener los controles, pero la avioneta empezaba a fallar, vio un punto donde podía caer… aunque por desgracia varios zombis estaban en el lugar.

    ¡Zoro gracias a dios pensé que te perdía!- exclamo la chica mientras qué lloraba en sus hombros, Zoro solo miro a Robin, y se percato de que ella le sonreía, el asintió con la cabeza, aunque estaban felices de verse de nuevo, por el momento no era prudente hacer más.

    Entonces se percato de las personas que estaban allí, vio a Luffy, con un rifle en las manos, se percato de Sanji y Vivi, además de que también reconoció a Nami, una de las más populares de la escuela que le pasaba a Luffy una AK47.

    Parece el apocalipsis- dijo Axel mientras que veían una toma aérea de Caracas, la ciudad estaba totalmente infestada., Franky miro otra imagen de satélite, La Asunción estaba en las mismas, Buenos Aires era un mar de sangre, en Brasilia, la acumulación de la población provoco que la evacuación fuera casi imposible, lo mismo en Rio de Janeiro.

    Una imagen de Sevilla mostraba la enorme barricada que el ejército español había creado, los zombis habían sido contenidos en la ciudad, más era obvio que el ejercito debería de retirarse pronto a una posición más segura.

    ¡Luffy estas bien!- decía Hancock mientras que abrazaba al pelinegro… que se estaba ahogando ya que su cara estaba aplastada contra las amiguitas de Hancock, Nami solo le miraba roja de rabia mientras qué Robin no podía evitar sonreír.

    Luffy y Nami llegaron al sótano del instituto y Luffy saco el mapa, se acerco a una de las calderas mientras que los demás llegaban y jalando de una palanca oculta… un muro falso se abrió permitiendo ver una buena cantidad de escopetas, algunos revolver 38 especial, muchas cajas con cartuchos y balas, así como tres rifles R15 y sus respectivas cargas.

    Sanji tomo una de las escopetas y vio que Vivi seguía aferrada a él, por el momento, aunque le dieran un arma, le seria difícil reaccionar por lo que se percato de que tenía la obligación de cuidarla.

    La avioneta pego de panza contra la carretera, las alas se partieron llevándose de corbata a varios autos… y zombis en el trayecto, la cola se partió y salió disparada junto con el motor principal cayendo justo en el patio del Instituto y estallando en llamas. El resto del avión se detuvo al estrellarse contra una casa.

    ¡Mierda!- exclamo mientras qué echaba a correr, los zombis trotaban pero por suerte, los destrozos provocados por el avión, estorbaban a su cacería, solo Ace espero que fuera lo suficiente para ponerse a salvo.

    El chico corrió la cortina, era una suerte que se le hubiera ocurrido colocar vidrios especiales que mientras qué el cuarto estuviera a oscuras, desde el otro lado lo veían como si fuera un espejo, entonces una chica rubia se le acerco.

    No lo sé Kaya, pero algo se nos debe de ocurrir- dijo el chico mientras que ambos solo pensaban en la suerte que habían tenido al decidir empezar a vivir juntos justo antes de que este pandemonio empezara, ahora solo debían de hallar la manera de sobrevivir.

    Hasta que un inesperado choque lanzo el motor de una avioneta contra el edificio estallando en mil pedazos y cubriendo a los zombis con toneladas de escoria ardiente… estos no parecieron notarlo pese a que muchos empezaron a arder en llamas y algunos se desintegraron por la fuerza de la explosión.

    Oh por dios- dijo Hogback señalando las llamas y entonces todos se percataron de que aun había zombis vivos entre las llamas y se arrastraban a ellos, Smoker quito el seguro de la escopeta… a tiempo para disparar a un zombi aun en el suficiente buen estado para lanzarse trotando en su contra.

    ¿Pero quien es ella?... un momento, ya la recordé, es esa chica una de las más populares de la escuela… ¿Qué hace con Luffy?... bueno, el es tan lindo que ninguna chica se le resistiría- pensó Hancock mirando a la pareja y solo suspiro –Algo me dice que me lleva ventaja

    Afuera era un caos, los restos del avión estrellado estaban ardiendo en las calles, muchas de las casas de la zona al ser de madera empezaron a arder, algunas líneas de gas aun funcionaban, provocando que empezaran a explotar.

    ¡Déjalo, allá vienen más!- exclamo Sanji, Smoker bufo y levanto el rifle, disparo en tres ocasiones, con muy buena puntería, ya que tres zombis que estaban bastante cerca cayeron con un agujero en sus frentes, Sanji cubrió los ojos de la chica –Vamos Vivi, no te detengas.

    ¿De verdad? Bien, esperaremos entonces- decía Axel por la radio mientras qué Franky le miraba –La situación no ha cambiado mucho, los contuvimos en Colorado y se logro evacuar Pittsburg, pero Topeka cayo y no hay informes de Dallas.

    Mal, fallo la contención en Sevilla y la ciudad esta totalmente infestada, el ejército español se retira a las islas Canarias, en Inglaterra están usando los viejos castillos como refugios, al menos están resistiendo, pero en Francia… muchas personas que se internaron en los cientos de kilómetros de catacumbas… no se sabe nada de ellas- dijo Axel.

    La verdad es que las fuerzas de Defensa se habían visto forzadas a suspender la evacuación en muchas zonas… lo que hizo que miles de personas se quedaran varadas en costas y aeropuertos… con tan solo barricadas y algunos valientes soldados entre ellos y los millones de Zombis de Japón, no era una situación muy halagüeña.

    Tranquila, mientras qué no hagamos mucho ruido no pasara nada… ahora debo de localizar a alguien que nos mande ayuda- dijo el, Kaya asintió, pero de pronto el sonido de cristales rompiéndose sobresalto a la rubia, Ussop con rapidez le cubrió la boca.

    ¡Por aquí! ¡La bodega esta cerca!- grito Luffy mientras qué llegaba al techo y junto con Nami empezaban a correr de nuevo, Hancock se percato de que Luffy no soltaba a la chica para nada y solo frunció el ceño, pero suspiro.

    No es necesario que seas tan brusco- dijo Smoker soltándose y levantándose, la explosión les regalo algo de tiempo, ya que lanzo mucho cascajo en el camino, ambos entonces subieron por la escalera.

    No podemos quedarnos aquí mucho tiempo, este es uno de los puntos seguros que marco el abuelo, pero no lo creo que sea para siempre, según el mapa, el abuelo construyo un túnel que nos dejara cerca de Shinjuku- dijo Luffy checando el mapa.

    Ya veo por que es tan popular con las chicas- pensó sonriendo, volteo a ver a Zoro de reojo y se percato de que el le miraba, un ligero cosquilleo se sintió en su ser y no pudo evitar sonreír.

    Se levanto pero entonces se percato de que estaba rodeado, asustado empezó a disparar a lo loco, pero con tan mala puntería que muy pocos de los disparos impactaron en los zombis, y uno de ellos lo sujeto por la espalda derribándolo.

    ¡ARGHHHH!- grito al sentir al zombi morder su cuello con fuerza arrancándole parte de la piel, otros zombis se le fueron encima y empezaron a morderlo y destrozarlos, el solo gritaba mientras que su estomago era abierto y sus entrañas salían al aire siendo arrancadas por las criaturas.

    Ussop: De 18 años, es el hijo de un vendedor de una tienda de anime en Shinjuku, donde se ha hecho de fama al lograr que su tienda sea de las mas cotizadas del mercado otaku, abandono la escuela para continuar con el negocio de las ventas y recientemente decidió vivir con su novia y prometida en unión libre mientras que juntan el dinero suficiente para casarse.

    Kaya: De 18 años, estudia medicina en la Universidad de Tokio, se le considera superdotada, es por ello que es muy cuestionada por el hecho de ser la prometida de un vendedor de anime, sin embargo, ella siempre a afirmado que ama a Ussop y que no se separara de él, sin importar que, además, el la apoya en su decisión de seguir estudiando.

    Portgas D. Ace: 26 años, hermano adoptivo de Luffy, Estudia derecho en la Universidad de Tokio, pero no es muy bueno, recientemente ha empezado a pensar en marcharse a EU de aventura, sin embargo, de vez en cuando, le gusta visitar a su familia.

    El túnel era bastante amplio, lo que permitió que se movieran con cierta comodidad, aunque en silencio, Luffy se había percatado que estaban bastante cerca de la superficie, así que era mejor ir con cuidado.

    Me sentiría mal si algo pasara, además, Luffy es quien conoce mejor el camino, si lo perdemos no se que podría pasar con todos- dijo el, Robin le miro con aprensión y quiso acercarse, pero Hancock le sujeto, ella volteo a verle y Hancock negó con la cabeza.

    Je, comete esa baboso- dijo mientras qué empezaba a caminar, había logrado escapar de los zombis sin que lograran morderle y había entrado a un pequeño negocio, donde halló el hacha… además de al viejo dueño del local deseando un aperitivo.

    Bien, será mejor moverme… que bueno que recuerdo algunos de los viejos escondites del abuelo- dijo mientras que tomaba algunas cosas del negocio… entonces se detuvo, había una patrulla estrellada en el camino.

    Se acerco con cuidado y se percato de que los dos ocupantes habían muerto por el choque, uno de ellos tenía el cráneo destrozado con un tubo, el otro fue decapitado por el parabrisas, empezó a revisarlos y encontró una porra de acero y un revolver.

    Cuba sigue conteniendo a los refugiados que llegan del Caribe y Florida, además, en Yucatán ha habido mas batallas y muchos miembros del ejercito mexicano y sobrevivientes de las ciudades han usado las ruinas mayas como refugios- dijo el soldado.

    No es posible ni para los mexicanos, por ahora, los sobrevivientes de la península están solos, ya tenemos muchos problemas con las batallas que aun se dan en la Baja California- dijo el soldado.

    Entendido señor, por cierto, ya recibimos reportes del Sargento Brook, parece ser que la situación en Japón es insalvable, pero para dar mas tiempo a la evacuación, el gobierno japonés ha decidido aceptar la iniciativa martillo… el sargento revisara la zona de Shinjuku antes de que Tokio sea volada por los aires- dijo el soldado.

    Smoker se pego a una pared, habían recorrido cerca de 8 cuadras y solo habían visto restos de personas en el camino, Zoro tuvo que decapitar un par de cuerpos que estaban desmembrados en el piso para evitar que los descubrieran.

    ¡No grites idiota!- se escucho la enfurecida voz de una mujer y ambos al subir solo vieron a una hermosa dama de cabellos rosados con un viejo rifle Winchester en sus manos, Smoker estaba sobándose un leve chichón que tenia en la cabeza, atrás se veía a una joven de lentes mirándoles con algo de temor.

    Con cuidado escuadrón, no pueden recogernos hasta que lleguemos a las montañas, por lo que debemos de estar lo más silencioso posibles- dijo un hombre con vestimentas militares… y un extraño peinado afro.

    Nami solo miro al techo del túnel, ya habían pasado 40 minutos desde que los tres se habían marchado, se sentía nerviosa, Hancock se había sentado en una esquina y miraba pensativa a los demás, Robin se había apoyado en la pared, Sanji estaba sentado y Vivi dormía plácidamente en su hombro y Pellona solo caminaba de un lado a otro.

    En eso tienen razón- dijo Sanji mientras que sacaba un cigarrillo –Pero que quede claro esto… a la hora de las crisis nerviosas yo voy primero- dijo dejando sorprendidas a las chicas, quienes no pudieron evitar reírse un poco.

    Si… aun recuerdo sus libros forrados con imágenes de ese tal Naruto, o de Bleach… o ese manga de Piratas que tanto le gusta… todo eso se acabo- dijo Hancock, Pellona y Sanji solo se miraron confundidos del por que de esa charla, hasta que Robin se percato del objetivo de ambas.

    Ace se ocultaba tras cada pared, en cada basurero, en cualquier lugar que le permitiese ocultarse de los zombis, suspiro, aun con el revolver, estaba en un punto crítico, había un túnel cerca de Shinjuku, pero la gran cantidad de criaturas le hacían dar muchos rodeos por las diferentes calles de la ciudad.

    Ya falta poco, creo que faltan dos calles mas- dijo sonriendo viendo a lo lejos una pared… que el sabia que era falsa, podría entrar y por fin moverse con más rapidez, tal vez incluso llegar a la casa de campo de su abuelo.

    ¡Muéranse desgraciados!- exclamo Hina disparando otros tres tiros, uno de los zombis cayo al piso con la cabeza destrozada, otro fue alcanzado en el hombro y al tercero solo le roso, Hina gruño al ver eso.

    ¡Eso intento Marguerite! ¡Pero son demasiados!- exclamo la otra chica, Marguerite solo se mordió el labio, tenia que encontrar rápido algo con que asegurar la puerta antes de que los zombis entraran, su amiga, Aphelandra había colocado sillas y algunos muebles, pero eran muy ligeros y se había colocado de tal manera que empujaba la puerta para impedir que la horda de zombis entraran al edificio donde estaban.

    Miro rápidamente al piso donde una chica algo obesa se encontraba, su espalda estaba apoyada en la pared y con la mano derecha usaba un pañuelo tratando de parar la sangre que manaba de una mordida en su hombro, más sangre manaba de una mordida en la pierna y otra en la muñeca izquierda.

    Marguerite miro con algo de temor las escaleras, eran lo suficientemente empinadas para que a las criaturas les fuera casi imposible subir, pero sabía que con una sola de ellas que subiera estaban perdidas.

    Al parecer en ese lugar había mucho equipo deportivo, pero lo que más le llamo la atención fueron varios arcos y flechas de caza, no de puntas de goma, sino de puntas metálicas, además de algunos machetes y cuchillos de campo.

    ¡Largo malditos! ¡Aléjense!- gritaba el soldado mientras que disparaba su ametralladora en todas direcciones, los zombis lo rodearon y se le fueron encima pegándolo contra la pared y empezando a devorar al soldado entre gritos de dolor.

    Vístete y no vayas a salir de aquí, creo que tendremos visitas- dijo el mientras qué tomaba ropa del piso y empezaba a vestirse, Kaya solo asintió y rápidamente se vistió mientras que se preocupaba que había visto Ussop por la ventana.

    Ace corría con algo de esperanza, ya estaba cerca de la pared falsa, cuando llego suspiro de alivio, entonces, usando una de las llaves secretas que su abuelo le regalo (y que le instruyo a tenerlas siempre consigo) abrió la puerta falsa… justo cuando vio los cañones de varias armas apuntándole directo a la cara.

    Luffy y compañía avanzaban con rapidez, ya se habían logrado librar de sus perseguidores, pero era pertinente apurarse, la noche se les venia encima y con las caídas que podrían haber del sistema eléctrico… bueno, no quería que se quedaran de noche por las calles.

    Yo soy Pellona… y soy la NOVIA de Zoro- dijo Pellona pegándose a Zoro, este solo suspiro, debía de arreglar la situación rápidamente, se sentía mal por seguir engañando a la pobre pelirrosa.

    Anda, se ve que mi hermanito no se sentía para nada mal estando solo aquí- dijo Ace mientras qué miraba con algo de envidia como las dos hermosas mujeres atendían a su hermano, Sanji solo suspiro.

    La noche había llegado a la ciudad, millones de zombis rondaban por los distintos poblados del área de Kanto, prácticamente el 70 por ciento de Japón estaba infectado, solo algunas regiones montañosas y alguna que otra isla privada.

    No podemos protegerlos, no poseemos el mismo nivel militar que los Americanos, las ultimas batallas nos dejaron en números rojos, además, la barrera servirá lo suficiente para que aquellos que se queden puedan atrincherarse en los edificios- dijo mientras qué levantaba los mapas y se daba las ordenes de retirada.

    Mihawk entraba a un cuarto mientras que se masajeaba el cuello, le habían informado que aun había muchas personas dirigiéndose a Seattle, una de las pocas ciudades que aun no presentaban infección.

    Shakky… algo, es solo que me he enterado de que aun hay muchas personas tratando de sobrevivir en Nueva York… y algunas pandillas ya empezaron a tomar ciertos barrios de la ciudad… Dios, la ciudad esta como loca- dijo sentándose, la morena se acerco con una taza de café.

    Tashigi solo miraba a todos y de reojo a Zoro, no podía evitar ver a ese chico pese a saber que tenia novia, pero desde que entraron al túnel, se percato de que el chico se veía incomodo con su novia, pero no solo eso, también noto que la doctora Robin les miraba de una manera… no muy profesional.

    Ya cálmate Luffy, ya veras que todo estará bien- dijo Nami abrazándole, Hancock le miro con el ceño fruncido pero decidió no hacer nada, por el momento habría que calmar el berrinche de Luffy.

    Si, ya sabemos Luffy, pero por ahora es más prudente que sigamos avanzando a la casa de campo de tu abuelo, no sabemos cuanto tiempo tardaran en bombardear Tokio- dijo Hancock recordando lo que habían dicho en la radio.

    Yo creo que lo mejor será dormir un poco, no creo que sea nada prudente salir de noche- dijo Robin con seriedad –Desconocemos como cazan esos seres, si es por el olfato, la vista o el oído, y de noche nos será mas difícil verlos de lejos, por ahora descansemos aquí y seguiremos mañana.

    Brook y tres de sus hombres se habían metido por los callejones, ya habían logrado esquivar a los zombis, pero aun así, Brook sabia que no debían de confiarse, más de la mitad de su escuadrón había caído en esa batalla con los zombis, debían de tratar la situación con cuidado.

    Hay que buscar refugio, ya oscureció y aunque las farolas de los postes de luz se han encendido, no sabemos cuanto tiempo durara… y por los informes que nos llegaron de Nueva York, es obvio que esas cosas ven mejor de noche que de día- dijo Brook.

    Venimos en una misión de reconocimiento, una de nuestras escuadras fue desplegada en apoyo a la evacuación de Japón… y perdimos contacto con ellos, vinimos en su busca pero nos atacaron- dijo Brook mientras que se dejaba caer en un sillón, los demás soldados se sentaron en el piso. –Soy el Sargento Brook del ejercito de los Estados Unidos, líder del Escuadrón Rumba.

    ¿No hay algún lugar cercano donde podamos conseguir algunos suministros médicos?- preguntó Smoker, Luffy se acerco junto con Nami, ya estaba algo mas recuperado, aunque Hancock no se veía muy contenta de ver a ambos tan unidos, ya empezaba a percatarse de que ambos se llevaban mucho mejor que lo que ella había logrado, suspiro con derrota.

    Ya cálmate Aphelandra… era ella o nosotras- dijo Marguerite, la castaña asintió y se acerco a la rubia, la abrazo mientras qué seguía llorando –Llora ahora amiga mía, que pronto debemos de movernos- dijo Marguerite.

    Ninguno- dijo un chico de rasgos algo extraños, al parecer padecía de hipertricosis, ya que toda su cara y manos estaban cubiertas de pelo marron claro – Seguimos en lo mismo, es una especie de virus.

    Por que fuimos engreídos y estúpidos, no quisimos ver la verdad hasta que apareció en nuestras puertas y mordió nuestros traseros… ya deja de quejarte- dijo Kureha con algo de tristeza –Debemos de seguir investigando, al menos sabemos que el cerebro es su punto débil.

    Si, en Los Cabos no se presentaron muchos casos, por lo que pudieron contenerlos, desde allá están organizando su contraataque, es una lastima que estemos demasiado ocupados con nuestra propia limpieza, así podríamos ayudarlos- dijo Mihawk.

    Bueno, en parte les estamos ayudando al mantener nuestras zonas seguras, los zombis no se dirigen a México por eso, así como ellos con su contención nos ayudan a nosotros, nosotros servimos como ayuda- dijo Shakky con una sonrisa, Mihawk soltó una leve carcajada.

    ¡Sujétenla!- exclamo Robin mientras qué entre Smoker y Zoro trataban de contener a Hina, quien estaba sufriendo violentas convulsiones, espuma salía de su boca y sus ojos estaban en blanco, Sanji mantenía abrazada a Vivi quien ocultaba su cara en su pecho, Luffy miraba impotente la escena al lado de Nami, quien le tomaba de la mano, Hancock estaba resignada por el momento, Ace, por algún motivo revisaba las armas, Tashigi miraba impotente a su madre al lado de Pellona.

    ¡Aguanta Hina aguanta por favor!- decía Smoker desesperado, Hina sin embargo seguía convulsionándose, Robin se alejo y empezó a buscar en un botiquín que habían encontrado en el tún3l (de verdad que Garpp se había preparado para todo), pero al parecer el anestésico que había no era muy fuerte, debía de haber algo más.

    Será mejor que vayamos un poco más adentro, de seguro Smoker querrá estar al lado del cuerpo de su esposa- dijo Hancock, Luffy y Nami asintieron, de pronto Vivi aferro con fuerzas sus manos al brazo de Sanji y este se percato de que la cara de la chica palideció.

    ¡Mama déjalo!- exclamo Tashigi tratando de ir en ayuda de Smoker, pero Robin le sujeto, Pellona se cayó de espaldas al piso y gateo asustada, Ace se decidió y con rapidez se acerco, pateo con fuerza a Hina logrando que se zafara de Smoker, parte de la carne del cuello salió disparada y un chorro de sangre de la arteria embarro el piso, Ace no lo dudo y con rapidez disparo justo entre los ojos de la ahora zombificada Hina, parte de la materia cerebral se pego al piso.

    Luffy abrazo a Nami impidiendo que viera la escena, Hancock solo cubrió su boca con pesar, Robin solo bajo la vista y se concentro en la desmayada Tashigi, Pellona empezó a llorar mientras que Sanji tranquilizaba a Vivi.

    ¡Zoro, Zoro, estaba tan asustada!- exclamo la chica asustada, este solo le miro y entonces vio a Robin, ella solo le miraba con algo de malestar, y el suspiro, aferro a Pellona de los hombros y la separo de el mirándole a los ojos.

    Esta bien, vamos- dijo Luffy mientras que junto con Nami se acercaban a Sanji y empezaban a moverse, Ace vio la manta que había traído Zoro y con ella cubrió un poco a los difuntos, entonces se acerco a donde estaba Tashigi y se inclino para cargarla, pero Zoro le interrumpió.

    ¿No crees que ya hiciste demasiado?- le pregunto con enfado, entonces y ante la mirada de sorpresa de Pellona, Zoro cargo en brazos a Tashigi, Robin camino a su lado, Pellona rápidamente les dio alcance, Ace solo bajo el rostro hasta que sintió una mano apoyarse en su hombro.

    El camino se les hacia muy largo, el silencio entre todos era bastante incomodo, Pellona miraba con algo de enfado a Zoro quien caminaba al lado de Robin y aun llevaba a Tashigi en sus brazos.

    Y todo es… desde que empezó a tomar clases… después de ese torneo de kendo… cuando conocimos a la profesora Robin- pensó Pellona mirando con cierta rabia al par que caminaba por delante.

    Un poco más adelante, Luffy y Nami caminaban uno al lado del otro, mantenían silencio confortándose únicamente con sentir la presencia del otro, como si fuera un acuerdo implícito, por ahora el hablar no estaba entre sus planes.

    Mas atrás, Ace cubria la retaguardia al lado de Hancock, quien, molesta por ver lo que pasaba entre Nami y Luffy, se decidió a quedarse atrás un rato y mantener una cierta vigilancia en Ace, quien se veía aun algo molesto por haber tenido que matar a Smoker y a Hina.

    Luffy… tu abuelo estaba realmente loco- dijo Nami al ver que el viejo Garpp había metido de contrabando una Gatling y un lanzagranadas… además de una ametralladora que por lo que se sabia, era experimental… disparaba pequeñas balas de aluminio capaces de perforar lo que sea.

    Pellona esperaba afuera del instituto, estaba algo preocupada, se había enterado en clase de que la nueva doctora del instituto era una mujer muy hermosa, y había muchos chicos que se decía, se habían lastimado intencionalmente para ir a ser atendidos por la hermosa mujer.

    Durante el resto del año, Zoro de pronto parecía haberse vuelto más… blando iba mucho a la enfermería, según el, para evitar lesionarse camino al torneo, además de que también le había cancelado varias citas alegando tener entrenamiento… y de pronto la dejaba plantada, así como así ella veía como su relación se iba por la borda.

    El grupo se había equipado con aun mas armamento, Luffy le había dado el mapa a Nami y ella se dedico a hacer con gran rapidez copias del mismo para todos en caso de que se separaran, habían muchos puntos donde podrían ocultarse.

    Yo igual hermanito- dijo Ace, Zoro solo sonrió, y a todos les sorprendió verlo cargando el Gatling como si nada, aun así, Luffy no creía que esa arma fuera a ser muy útil. Robin y Pellona ya estaban equipadas también, Sanji había conseguido que Vivi sujetara un par de pistolas y el llevaba una buena dotación de armas.

    Marguerite y Aphelandra se preparaban para salir de la tienda donde estaban, después de haber tenido que matar a Sweetpea, la verdad es que no deseaban quedarse allí, así que equipadas lo mejor que podían, lograron llegar al techo y vieron que había muchos edificios cercanos, podrían tratar de huir por ahí.

    En las calles, Luffy y los demás sentían la brisa… el amanecer empezaba, no habían dormido mucho en el túnel, pero por ahora era lo menos importante… debían de llegar al siguiente punto de seguridad.

    Habían entrado en la zona de Shinjuku, y era posible que se encontraran con muchos zombis en el camino, pero el mapa marcaba una buena cantidad de zonas seguras, así que era posible que pudieran llegar a la zona donde estaba el vehículo pronto.

    El sadismo con el que lucharon aquí… parece indicar que quienes estén por la zona… no creo que sean muy buenas personas… además, vean los negocios, los saquearon, no se llevaron todo, pero si arrasaron con lo que pudieron- respondió el peliverde –Hay que estar atentos.

    Si, según recuerdo, por esta zona, había una serie de pandillas muy peligrosas… los llamaban los Supernovas y tengo entendido que eran muy violentos- dijo Sanji, Vivi solo se apretó más a él.

    Entonces para mayor seguridad, debemos de ir lo mas juntos posibles, de preferencia en pequeños grupos, no muy alejados tan poco, solo lo suficiente para poder abarcar mas ángulos de vigilancia- dijo Hancock.

    Esta bien, pero es mejor empezar a movernos, recuerden, no hay que separarnos más de 5 metros, en caso de emergencia y que nos debamos de alejar más, usen los mapas para buscar zonas seguras- dijo Ace.

    Drake y los demás nos esperan, hemos decidido largarnos, y como los puertos deben de estar saturados de esas cosas, nos iremos a las montañas, de seguro encontraremos la mansión de algún riquillo para quedarnos- dijo Capone.

    El resto del grupo sonrió, ya con un plan de acción decidido solo bastaba rondar un poco la zona en busca de mas suministros… ¿Y por que no? Un par de jovencitas para los demás miembros de la pandilla… ya que como Bonney era la chica de Law, pues ninguno podía propasarse con ella.

    Si, aunque no hicimos mucho tampoco… recuerdo cuando Hiruluk nos comento acerca de los ataques en Wisconsin, o de la perdida de comunicaciones con la gente de el Cairo… Dios, incluso creímos que era un fraude cuando nos trajo las fotografías de ese ataque al norte de España- dijo Kureha.

    He, señor, este reporte viene desde los suburbios de Nueva York… la policía no parece poder contener a los alborotadores- dijo el soldado, Mihawk se sujeto el mentón, pero antes de poder hablar, otro soldado llego.

    ¡Señor se nos esta pidiendo apoyo desde Florida, los Marines dicen que son algo así como muertos vivientes- exclamo otro soldado, Mihawk estaba aun mas sorprendido, pero antes de poder decir algo, cada vez más y más soldados y tenientes le informaban de ataques en distintos lugares.

    Pasadas un par de horas, la oficina del Pentágono que le correspondía a Mihawk estaba trabajando a marchas forzadas, a cada hora se recibían llamadas e informes de ataques en distintas partes, ya no solo de la unión Americana, sino del mundo en general.

    Si, Shakky, el helicóptero te esperara en la pista 12, si, debes de apresurarte, si, yo estaré bien… cuídate… recuerda que te amo- dijo Mihawk cortando la llamada, entonces solo se sujeto la cabeza con cansancio.

    Mal… las tropas y la policía están tratando de contener a esas cosas… pero eso no es lo peor… el pánico esta cundiendo en masa, no sabemos cuanto tardara en expandirse por toda la costa este, pero ya perdimos a mucha gente hoy- dijo el oficial con algo de tristeza.

    En las afueras del Pentágono, muchas personas se encontraban exigiendo respuestas, las cadenas noticiosas no cesaban de dar mensajes sobre los ataques en todo el país y cada vez más el pánico llegaba a raudales entre las personas.

    En Michigan se había declarado la ley marcial, pero no sirvió de mucho. Miles de personas saqueaban negocios en busca de armas y comida… mientras que los zombis atacaban en masa a aquellos que se retrasaban aumentando sus filas.

    Chicago era una guerra callejera, las personas habían tratado de defenderse y apoyaron a policías y militares, pero la mala organización de todos provoco una de las mayores mortandades en toda la historia.

    En Florida la situación era agobiante, las masas de zombis arrasaron las zonas turísticas y las propiedades de varios famosos artistas de varias partes del mundo que mantenían su residencia en Miami.

    Cuando el avión despego, Mihawk solo podía ver por la ventana el destino de su país, pudo ver carreteras repletas de autos que huían presurosos de las ciudades, pudo ver algunos pueblos que estaban totalmente infestados… eso le preocupo. No había pasado mucho desde el primer reporte… lo que no supo, es que ya había habido reportes previos que las fuerzas de Seguridad habían pasado por alto…

    Chopper, Kureha, les envió este mensaje para decirles que ya no podre contactarlos, la situación aquí se ha vuelto mas peligrosa, las fuerzas armadas argentinas están empezando a actuar pero según mis especulaciones no servirá, ya es muy tarde, y no se si la evacuación vaya a funcionar.

    El grupo de Nami, Luffy y Tashigi iba con precaución, no se habían encontrado a ningún zombi… lo que era preocupante, ya que según los noticieros, toda la zona de Shinjuku era un lugar altamente infestado.

    Bueno, es que Ace me comento que es lo que se debe de hacer en año nuevo… con las niñas que te gustan- dijo el con algo de pena, Nami se sonrojo aun más pero le miro con una sonrisa algo malévola.

    Si… es cierto… y yo rompí la promesa al irme… espero que sobrevivamos lo suficiente para poder volver a estar juntos y festejar como lo hacíamos antes –pensó Nami con algo de tristeza.

    Dios… y pensar que yo les vendí los diseños de cosplay a esas personas… que desperdicio- dijo mirando al pequeño grupo de zombis cosplayeros que avanzaban por la calle. Kaya no pudo evitar una sonrisa.

    Bien chicos… es hora, el último de esos zombis se movió. Es nuestro turno de movernos- dijo Brook sacando un a pistola y un par de cargadores –Ussop, no es mucho pero servirá para que se protejan usted y su prometida.

    Luffy y las chicas empezaron a moverse también, era obvio que habrían problemas en el camino, además, a Luffy le pareció a escuchar algo como un objeto cayendo, y presintió que la explosión no era obra de alguna tubería de gas.

    Aokiji miraba por un costado del helicóptero en el que viajaba, ya hacia un par de minutos que las FDJ se habían retirado, abandonando a un tanto de la población en los muelles, era cierto que algunos miembros no aceptaron las ordenes y se quedaron con los civiles, pero el sabía que probablemente no duraría mucho.

    Si, pero al menos sé que tiene la capacidad de saber que hacer en las situaciones de riesgo- dijo Olvia mientras qué miraba los barcos… y frunció el ceño- Aokiji… parece que algo pasa en ese crucero.

    En el crucero, parecía ser que se habían colado algunas personas infectadas… y ahora estaban atacando a los pasajeros y a los miembros de las FDJ que trataban de contenerlos, Aokiji tomo la radio.

    Espero que ese muchacho se apresure… el hecho de abandonar así a la gente solo me dice una cosa… la operación Martillo- dijo él, varios de los oficiales solo le miraron, un par se santiguaron y otros hicieron algunos comentarios en voz baja.

    ¡Que crees que intento!- exclamo Zoro, mas el peso y la potencia del arma le impedían lograr disparos concretos… solo había matado a 4 zombis de mas de 40 que se les iban encima, a los demás los estaba conteniendo, e incluso ya había creado un buen tanto de zombis cojos o semi destrozados que estorbaban a los demás.

    Esto si que es algo que jamás me espere ver- dijo Nami, Luffy con rapidez tomo el rifle que llevaba en el hombro, y disparo apuntando de una manera bastante correcta… los cuatro zombis cayeron al piso con las cabezas destrozadas –Luffy… pensé que eras fan de esa serie de anime.

    Me gusta la serie, pero no podía soportar ver a tantos Sasukes al mismo tiempo… y queriendo joderme la existencia… aunque de todos modos lo hacía- dijo Luffy recargando el arma, Nami solo le miro con pena mientras que Tashigi veía a los cuatro chicos y chicas con disfraces de Sasuke Uchiha en el piso y suspiro.

    Bueno, estamos al lado de la zona comercial, desde aquí podremos llegar al parque de diversiones- dijo Marguerite, Aphelandra asintió, entonces ambas subieron un muro y después de comprobar que no había zombis cruzaron al centro comercial.

    Tashigi había sido un poco más brusca, ya que antes de que lo pensaran, la chica ya había matado 8 zombis con distintas vestimentas… al parecer estaba tomando venganza por la muerte de sus padres masacrando a cuanto zombi se encontrara.

    Y eso que no recuerda nada de nuestro pasado juntos… de verdad que fui una idiota por alejarme- pensó algo afligida, en eso se percato de que Luffy le miraba fijamente -¿Pasa algo?- pregunto algo nerviosa.

    ¡Muévanse!- exclamo Zoro mientras que pasaban por un centro de convenciones, el camino que habían tomado estaba plagado de Zombis, por lo que tuvieron que meterse entre calles… más los incendios hacían mas difícil su escape.

    ¿Cuál será la más apropiada? ¿La morena, la de cabello negro, esa chiquilla de cabello azul o la pelirosa?-se preguntaba sonriendo, alcanzo a notar que habían cerrado las puertas y los zombis se habían quedado afuera… sonrió al notar sus posibilidades –Deben de ir a las montañas, así que lo mas seguro es que pasen por el parque de diversiones… y creo que ya se cual será la elegida- dijo mientras que se preparaba para su siguiente movimiento.

    Sonriendo empezó a rebuscar y encontró algunos implementos para fabricarse un cigarrillo, suspiro, sabía que lo que iba a hacer estaba mal, pero no sabia como sacarse de la mente el recuerdo de sus padres… rápidamente preparo uno y con algo de duda… empezó a fumar.

    ¡Repetimos! ¡Las criaturas han entrado a la zona segura! ¡En estos momentos esta empezando la evacuación trataremos de tenerles informados!- decía un reportero mientras que se veía como mucha gente era subida a barcos… otra cámara mostraba una enorme abertura en un muro por donde cientos de muertos vivientes trataban de entrar al lugar… por suerte estorbándose lo suficiente como para permitir la evacuación… la señal cambio..

    Es la hija de un profesor… viene con nosotros cuando se separo nuestro grupo… espera Nami voy contigo, chicas les dejo esto para que estén seguras mientras volvemos- dijo Luffy dejando un par de pistolas y algo de munición y saliendo tras Nami.

    Si, lo note por la manera en que la miraba… bueno, no importa, al menos sé que esta bien- dijo sonriente mientras qué tomaba las armas –Además, se ve que es una buena chica esa Nami, así que no creo que deba de preocuparme.

    Algo así, el maldito Enel a conseguido hacerse de casi toda la costa este… al menos la alianza con México y Canadá esta conteniendo a las criaturas- dijo el sentándose, Shakky le empezó a masajear los hombros.

    Pues… el ultimo reporte desde Argentina no era muy esperanzador, los zombis han obligado a muchas personas a adentrarse en la Patagonia… el gobierno logro llegar a Chile, donde se encuentran refugiados, pero supe que a los Chilenos también les esta costando contener la infección- dijo Mihawk.

    Estoy embarazada… la doctora Kureha se dio tiempo de examinarme y… me lo confirmo- dijo ella mientras que empezaba a llorar –Dios Mihawk… traer un bebé a este infierno… no sé si podamos con esto- dijo ella, Mihawk se acerco y la abrazo.

    Lo haremos… sé que ganaremos… y ahora tengo una mayor motivación para coordinar los esfuerzos para la victoria, no solo es por nosotros… sino por quienes vendrán en el futuro- dijo él con firmeza, Shakky sonrió.

    Este lugar esta infestado- dijo el peliverde con algo de enfado, después de entrar al local se habían topado con una gran cantidad de zombis por todo el lugar, por suerte estaban lo bastante dañados para poder eliminarlos con rapidez.

    Debemos de movernos rápido, aunque no hay tantos aquí adentro como afuera, esas cosas no tardaran en entrar, debemos de llegar al parque de diversiones, de allí nos dirigiremos a las bodegas- dijo Robin con decisión, Pellona miraba a todo el lugar.

    Un zombi salió de la sección de cosméticos y Hancock le voló la tapa de los sesos de un certero disparo, otro más venia trotando desde la sección de deportes, Robin y Zoro con rapidez dispararon y consiguieron eliminarle, Pellona disparaba a diestra y siniestra a cada zombi que veía, pero su falta de habilidad con las armas de fuego se delataba al desperdiciar muchos tiros.

    Tranquila preciosa… no te hare daño… si te hubieras quedado allí de seguro te hubieran matado- dijo Kidd mientras qué con facilidad arrastraba a Pellona por una de las escaleras de emerg3ncia.

    Zoro… sálvame- pensó angustiada mientras que Kidd la levanto con rudeza del brazo, ella no opuso resistencia, aun le dolía el puñetazo… además, Kidd le había arrebatado su arma.

    Je, es una lastima que haya bastantes de esos bastardos por aquí… podríamos haber pasado un buen momento… aunque ahora que recuerdo… en el parque de diversiones hay un cobertizo que nos servirá- dijo con una sonrisa, Pellona le miro con miedo mientras que el la llevaba del brazo.

    Je… estaba aquí… ¿No quieren? Esta delicioso?- decía la chica totalmente drogada, Luffy le arrebato el cigarro y lo arrojo al piso pisándolo con firmeza –Ora guey... no la tires que escasea…

    Pues por el humo, tal vez se aventó casi toda una bolsa- dijo Luffy… creo entender por que lo hizo… sus padres muertos… todo lo que conoce se esta yendo al carajo… creo que cualquiera se sentiría así- dijo Luffy.

    Si… todos perdimos todo… ahora solo nos queda sobrevivir- dijo Nami algo entristecida, Luffy le miro y estiro su mano alcanzando a sujetar la mano que Nami tenia libre, haciendo que se sonrojara la chica.

    Aun no perdemos todo Nami… al menos en mi caso, aun te tengo a ti- dijo él sonriendo, Nami sonrió apenada mientras qué iban a donde los esperaban Marguerite y Aphelandra, al menos la zona comercial estaba limpia.

    ¡Entra de una vez!- exclamo molesto Kidd mientras que metía a Pellona a un cobertizo… había cortado camino yendo por la parte trasera del centro comercial, solo tuvieron que pasar un par de casa abandonadas… Pellona temblaba, le sangraba el labio y uno de sus ojos empezaba a hincharse –Je, vaya… llegamos muy rápido, je, ahora solo queda esperar a mis compañeros para largarnos.

    Oh linda… vamos a pasar un muy buen rato… y espero que te portes bien, por que mira como te dejo el estar de rebelde- dijo lamiéndose los labios, Pellona se apretó contra la pared mientras qué Kidd se le acercaba… Pellona cerro los ojos cuando sintió que el la sujetaba.

    Luffy terminaba de comer, Nami solo sonrió, aun no perdía el apetito pese a todo, a Tashigi ya se le estaba pasando el pason que se había dado, Marguerite y Aphelandra solo miraban las noticias.

    El grupo se quedo paralizado, Nami con rapidez miro al reloj, eran la 1:10 pm… no tenían mas que 4 horas con 50 minutos para llegar al punto donde estaba el camión… de lo contrario estaban fritos.

    Ha… eso fue genial- dijo Kidd mientras qué se abrochaba el pantalón, en el piso, Pellona lloraba en silencio aun desnuda –Ya deja de llorar… no fue tan malo, je, además, noto que tienes mucho potencial pequeña, sino fuera por que no debo de cansarme innecesariamente, estaríamos dándole toda la noche pequeña- dijo mientras que tomaba un tanto de ropas que estaban en un baúl y se las lanzaba a la chica en el piso –Vístete, aun hay mucho que hacer.

    ¿Qué no me escuchaste? ¡Vístete con un demonio!- le grito dándole una patada, Pellona con miedo empezó a ponerse las sucias y viejas ropas que Kidd le había lanzado, tomo un pequeño trozo de tela y con rapidez trato de limpiar un poco su entrepierna, pero Kidd le pateo de nuevo.

    ¡No me veas así zorra!- exclamo Kidd después de voltearle un puñetazo, Pellona solo escupió sangre de su boca tratando de evitar vomitar, Kidd solo se le acerco furico –Oh, así que la nenita esta enfadada… bien, pensaba ir a buscar a los chicos… pero veo que aun deseas seguir… bien hare que tus ojos se pongan blancos de tanto placer que sentirás.

    Eso es malo… debemos de apurarnos… creo que la mejor manera de llegar a las montañas es por el Parque de diversiones… tal vez podamos hallar un auto y puentearlo para largarnos de aquí- dijo Helmeppo.

    He… no me gusta ser la aguafiestas, pero no nos queda mucho tiempo, debemos de ir por los demás y largarnos de la ciudad antes de que la vuelen en mil pedazos- dijo ella, Luffy asintió y se soltó con lentitud de Nami, ambos subieron a la camioneta junto con las demás y se dirigieron al parque de diversiones.

    Incluso si ellos encuentran el camión antes, estoy segura de que nos esperaran… esto estará repleto de esas cosas en un par de horas… y me imagino que las que estén cercanas a este lugar no tardaran en llegar- dijo la morena, los demás asintieron y con rapidez se introdujeron al parque.

    Demonios…. No se quien lo habrá echo, pero eso nos hará aun mas difícil el escape… debemos de correr- dijo Brook, Coby y Helmeppo rápidamente prepararon sus armas mientras qué Bonney miraba a Law, este solo asintió.

    ¡Están acercándose más!- exclamo Ace mientras qué Hancock miraba con terror como por una de las rotas salidas de emergencia cientos de zombis e agolpaban, no lograban entrar únicamente gracias a que se estorbaban, pero sabia que no tardarían.

    Je… esto es hermoso- dijo él mientras que miraba algunos zombis que trotaban por el lugar… y escuchaba los fogonazos de las armas, volteo y vio a Pellona quien yacía en el piso –Veo que tienes buenos amigos… ya vinieron… y trajeron compañía.

    Calla- dijo ella con una sonrisa, Luffy le miro desconcertado –Luffy, sé que todo saldrá bien, no me digas eso como si fuera una despedida, tu me gustas desde hace mucho., es por eso que se que este plan funcionara, por que tengo fe en ti- dijo y antes de que Luffy dijera algo, ella le dio un rápido beso en los labios –Continuaremos con lo mas importante de esto cuando escapemos de aquí- dijo ella de tal manera que Luffy se puso rojo.

    No lo recomendaría, se que esto sonara cruel, pero el echo de que otras personas estén peleando en estos momentos puede sernos de utilidad para pasar desapercibidos por los zombis- dijo Coby, Law suspiro.

    Lamento concordar, pero no tenemos suficiente munición para una batalla larga, ni para salvar a cualquiera que este en problemas… por desgracia debemos de aprovechar cualquier oportunidad para sobrevivir, y… aprovechar cualquier oportunidad que nos den otros sobrevivientes- dijo Brook.

    Maldito- dijo Pellona después de que Kidd saliera, se levanto con dificultad… le dolía la cadera, Kidd había sido demasiado rudo con ella… sangraba por la entrepierna, no dudaba que le había desgarrado un poco en la zona vaginal, además de que los morados de su cuerpo se estaban inflamando dificultándole el caminar.

    ¡Pellona!- gritaba Zoro corriendo, un zombi salió por el camino y se lanzo a trote en su contra, pero antes de poder acercarse lo suficiente, Zoro lo decapito con la espada y disparo un tiro a otro zombi (este en un cosplay de Sasuke) que salió a su encuentro.

    Robín corría buscando a Zoro, había guardado silencio para evitar llamar la atención de los zombis, teniendo éxito en parte, al menos los zombis no la habían encontrado pero por desgracia le habían limitado las opciones de movimiento, la morena intuía que no les quedaba mucho tiempo, pronto el lugar estaría a reventar de zombis y ella sabia que Zoro no era el hombre con mejor sentido de orientación, por lo que sabia que debía de encontrarlo pronto, incluso aunque encontraran a Pellona, existía el riesgo de que Zoro se perdiera, y eso en una situación como en la que estaban, pues podría ser fatal.

    Tal vez si voy del otro lado lo… ¡Ugh! -dijo más cayó al piso… estaba totalmente noqueada mientras que Kidd solo se relamía los labios, había esperado oculto en una esquina y Robín, por estar vigilando la zona de Zombis, no se percato de ello… siendo golpeada en la nuca con fuerza por Kidd.

    El sonido de un auto llamo la atención de los zombis, la camioneta se lanzo a toda velocidad arrollando a varios a su paso y estrellándose contra el ya de por si endeble enrejado de la entrada, Luffy dio un volantazo y la camioneta giro como trompo mientras que con una extraña habilidad Luffy había colocado la AK 47 en la ventana y disparo ráfagas continuas, las cuales impactaron contra los zombis que no habían sido arrollados, la potencia de fuego de la Kalashnikof combinada con la velocidad y el giro de la camioneta hiso un efecto devastador sobre los zombis, y aunque no hubo muchos impactos en la cabeza, la potencia basto como para tumbar a los muertos y hacerlos más lentos.

    ¡Rápido bajen!- exclamo Luffy mientras que se bajaba y con rapidez disparaba de nuevo, la AK 47 cumplió su objetivo y en un instante de los cuarenta zombis que había allí, 37 yacían destrozados en el piso, 12 jamás volverían a levantarse, 3 aun se movían con lentitud y el resto estaba incapacitado.

    Luffy entonces empezó a disparar contra los zombis que se veían en el interior del parque, sonrió, había logrado atraer su atención y era hora de seguir el plan, con rapidez saco una mochila y reviso que no se le hubiera caído nada, estaba repleta de cargadores, saco otro par de petacas pequeñas y se las colgó, sabia que con ese peso pronto se cansaría, por lo que empezó a correr al otro lado, los zombis trotaban en su dirección y el sabia que no le quedaba mucho tiempo.

    ¡Allí esta!- exclamo mientras qué usaba la AK 47 para quitar a un par de zombis en cosplay de Bleach (creo que eran un Ichigo y un Kempachi) y se monto a la pequeña montaña rusa, cambio el cargador del rifle y lo puso en modo manual mientras que el carrito empezaba a avanzar.

    ¡Anden vengan por su dosis!- exclamaba mientras que avanzando en el carrito disparaba a cada zpombi que se acercaba… obviamente era toda una estrategia, haciendo ese escándalo llamaría la atención de los zombis que ya estaban en el parque y los que fueran llegando, eso les daría tiempo a las chicas para hallar a los demás y poder buscar la camioneta blindada, aunque esperaba poder sobrevivir a esto.

    La cabeza de un zombi salió destrozada después de que Luffy le atinara, al menos sabia que en la montaña rusa no habría muchos puntos flacos por lo que empezó a pegar alaridos y gritos de emoción para atraer a cuanto zombi pudiera.

    Anda nena… despierta, no será divertido sino lo haces- dijo Kidd mientras que después de atar las manos de Robín, la s ponía sobre una especie de clavija para mantenerla estirada, Robín abrió los ojos levemente, y Kidd sonrio.

    Perra… ¡Eso me dolió!- exclamo furioso mientras que trataba de levantarse, la patada había sido muy dura, con furia logro sujetar una barra metálica y difícilmente se levanto-¿Sabes zorra? Pensaba ser dulce contigo, no dejarte como a la otra zorra, pero viendo que no vas a aceptar por las buenas- y se relamió los labios, Robín se estremeció, aunque sus piernas estaban libres, sabia que no podía patearlo lo suficiente, un error seria suficiente para que el la golpease con el tubo, y si lo hacia estaba acabada, probablemente la golpearía hasta dejarla indefensa y después la violaría.

    No te dejare… que le pongas una mano encima- dijo la pelirosa… y Kidd le soltó un tremendo impacto en la sien con el tubo, Pellona cayó al piso y el cuchillo cayó a su lado, Kidd solo trataba de cubrirse la herida, pero la sangre manaba continua y pronto un charco se formo… Kidd solo miraba incrédulo.

    Kidd se tambaleaba, se estrello un par de veces y maldiciendo se movió a donde había visto unos botes de gasolina, la sangre manaba de la herida, debió de haberle perforado los riñones o el hígado… estaba enfurecido, tiro uno de los botes y el contenido empezó a rociarse por el piso.

    No… no las dejare irse así… zorras… - dijo mientras que sujetando con las fuerzas que le quedaban un bote de combustible, dejo caer más gasolina y empezó a caminar a la salida mientras que con dificultad sacaba un encendedor de sus bolsillos –Je… yo gane al final perras.

    Al menos 7 zombis estaban del otro lado, Kidd fue sujetado por ellos con rapidez, trato de soltarse, pero a causa de sus heridas no lo lograba, un zombi le mordió el cuello mientras uqe el griitaba, dos mas lo derribaron y empezaron a jalarlo de pies y manos, otros dos se le fueron encima y le mordieron el pecho.

    ¡ATASQUENCE! ¡ATASQUENCE MALDITOS!- empezó a gritar mientras que a causa de las mordidas la piel de su estomago se partía como papel y sus entrañas salían a la superficie, su tronco se separo mientras que mas zombis llegaban, sus piernas y cintura fueron arrastrados por un lado mientras que la parte superior de Kidd exhalaba su ultimo aliento, muriendo devorado por las criaturas mientrasu qe le fuego se extendia en la bodega.

    Yo… lo siento- decía Pellona cayendo al piso, Robín se percato de que la chica estaba muy lastimada, trataba de liberarse para ayudarla, pero aunque la clavija estaba debilitada, aun aguantaba bastante… entonces vio el humo colarse por la puerta abierta… y una luz así como el estallar de un bote en alguna parte del lugar.

    Pellona lo intentaba, pero entonces escupió sangre… el daño era aun mayor de lo pensado y la chica podría estar desangrándose internamente, sino la atendían podría morir, debía de liberarse, además, veía que se les venia el fuego encima…. No debía de flaquear, al menos debía de salvarla… incluso aunque eso terminara su relación con Zoro

    Zoro corría por el parque, maldijo su pésimo sentido de orientación… entonces vio una bodega arder en llamas… y a muchos zombis devorando a alguien en una esquina… y tuvo un mal presentimiento. Corrió al lugar pero…

    La bodega estallo en su planta baja el fuego consumió a los zombis que estaban abajo y el lugar empezó a desplomarse, Zoro por algún motivo se dejo caer de rodillas, no sabia por que pero algo le decía que había llegado tarde.

    Robín… debemos de irnos- dijo con la voz entre cortada, Robín le miro y asintió… pero sabia que el escape seria difícil… ella herida y desarmada seria una carga… aun así debía de ser fuerte, Zoro la necesitaba así como ella lo necesitaba a él.

    Dios… Pellona... yo… lo siento… de verdad… - decía ella, había visto lo herida que estaba la pelirrosa… y entonces se resigno… morirían allí, pero al menos tenia que sacarse esa sensación de remordimiento del pecho.

    No… no digas más… yo… lo sé todo…- decía la rosada levantándose con dificultad, Robín le miro con sorpresa –Creí… creí que aun podía… tenerlo a mi lado… pero su mente estaba únicamente contigo- y entonces sonrió con tristeza.

    Cuídalo- dijo Pellona empujándola… y Robín con sorpresa se noto cayendo por la ventana… mientras que la bola de fuego cubría a Pellona… quien solo le dedico una sonrisa a la morena antes de ser consumida por el fuego.

    Vivi corría mientras que se sujetaba su brazo… lagrimas corrían por sus ojos… sentía que lo que fuera que fuera eso que había entrado con la mordida que le dio su padre, le robaba rápidamente la vida… y no quería afectar a los demás… entonces recordó el arma, se detuvo y la saco, la miraba con algo de temor.

    Sanji kun… yo… cuando mi padre nos ataco… me… me mordió el brazo- dijo ella, Sanji solo le miro con sorpresa, Vivi sonrió mientras que las lagrimas salían de sus ojos –Gracias por tratar de cuidarme pero… pero no quiero ponerlos en riesgo.

    Uhhh- se escucho, Ace se percato de que varios zombis empezaban a cruzar por la calle de enfrente, al parecer atraídos por el ruido, Ace solo trago saliva… y más cuando noto que estos les habían notado.

    Aceptable, se han empezado a crear medidas de contención más eficaces en varios países, pero tardaran un buen tiempo en ponerse al cien por ciento- dijo Axel mientras que revisaba el mapa del mundo.

    Vamos, no seamos pesimistas… es posible que hallan tenido que dar un rodeo, por ahora, preparemos el camión y esperemos a que Luffy y los demás lleguen- dijo Marguerite, las demás asintieron mientras que empezaban a revisar la bodega en busca de todo lo que pudiera servirles, Nami se subió al camión y empezó a revisar que todo estuviera en orden.

    Bien… vámonos- decía Zoro con seriedad, Robín solo suspiro, sabia que el chico se sentía culpable por no haber rescatado a Pellona… pero de nada serviría recriminarse… trataría el tema más adelante, por que sino podría ser peligroso que Zoro se dejase llevar por ello.

    Las balas de las pistolas retumbaron… y varios zombis empezaron a caer con certeras perforaciones en la frente, Luffy disparo una y otra vez en todas direcciones, y cuando las municiones se acababan rápidamente cambiaba los cargadores, el sonido de las balas era impresionante, los zombis seguían atacando, pero las balas cumplían su función aniquilando a todos y cada uno… Luffy miraba que las rejillas de la caseta se estaban venciendo por los disparos y los balazos, pero no debía dejar de disparar… además, le había prometido a Nami que iría con ella, y estaba dispuesto a cumplir esa promesa.

    La Torre de Tokio se desplomo en llamas, la Universidad Todai ardía mientras que las explosiones empezaban a cobrar fuerza… cuadras enteras de la ciudad empezaron a ser voladas en pedazos… y el bombardeo se acercaba al parque… el tiempo se estaba agotando.






    http://www.jpmedia.net63.net/288889/monitorizar-el-teclado-la-herramienta-del-ejercito-de.html

    encruelecer.vacau.com
     

    www.cochiquera.site90.net Todos los derechos reservados